Etiquetas

, ,

Escrito por Conrado Vives Anias/ Radio Cubana

La Habana, 26 oct.- Con 191 votos a favor y la abstención de Estados Unidos e Israel, la comunidad internacional condenó hoy el criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos a Cuba desde hace más de medio siglo.

En su intervención ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, señaló que en el último año se han producido importantes acontecimientos que marcaron el proceso hacia la normalización de relaciones entre ambos países.

Citó entre ellos el regreso de los tres antiterroristas cubanos que se encontraban recluidos en cárceles norteamericanas, las visitas del presidente Barack Obama y del Secretario de Estado, John Kerry, así como la reapertura de las embajadas de La Habana y Washington, respectivamente.

El diplomático cubano agradeció los esfuerzos realizados por la Embajadora de Estados Unidos en la ONU, Samantha Power, quien adelantó que su país se abstiene de votar en contra de la resolución presentada por la mayor de las Antillas.

“¿Significa este cambio de voto de los Estados Unidos que el presidente utilizará todas las prerrogativas ejecutivas en su poder para transformar la aplicación práctica del bloqueo?, se preguntó Rodríguez Parrilla, y subrayó que la abstención de Washington es, seguramente, un paso positivo en el futuro de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Señaló además que la mayoría de las regulaciones ejecutivas y las leyes que establecen el bloqueo se mantienen vigentes y se aplican con rigor. “Reconocemos que las medidas adoptadas por Obama son positivas pero con un muy limitado alcance”.

Puso como ejemplo que las medidas tomadas en el sector de las telecomunicaciones tienen alto carácter injerencista y señaló que las relativas a relaciones comerciales tienen expresas motivaciones políticas. Añadió que esas transformaciones no funcionarán en escala apreciable mientras no se tengan en cuenta la organización del comercio exterior de Cuba. No obstante, demuestra que en esa rama pudiera avanzarse.

Ante la pregunta de por qué presentar otra vez esta resolución, señaló que no debe subestimarse el poderoso mensaje que esta Asamblea manda al mundo: la justicia termina por imponerse.

“Ha tomado 24 años la rectificación del voto en solitario de Estados Unidos en esta sala. Han sido 24 años de aislamiento y fracaso. 58 años de resistencia de nuestro pueblo está en el fondo de lo que está ocurriendo”, precisó el jefe de la diplomacia caribeña.

Significó que a partir de ahora, los ciudadanos estadounidenses podrán comprar y llevar como parte de su equipaje personal ron y tabaco. Sin embargo, continúan prohibidas las exportaciones de esos productos directamente al mercado estadounidense. Salvo bajo la emisión de licencias específicas, las nuevas medidas tampoco permiten empresas mixtas siquiera en el sector de la industria farmacéutica cubana.

Agradeció las emotivas palabras de la embajadora Samantha Power sobre el caso del doctor cubano que contrajo Ébola durante una misión internacionalista en Africa Occidental, y dijo que era una muestra fehaciente de todo lo que podría hacerse cuando funciona la cooperación.

Al respecto, agregó que el despliegue de la ayuda médica cubana fue obstaculizado por la persecución financiera contra Cuba que aún lleva a cabo Washington.

También reiteró que son incalculables los daños humanos producidos por el bloqueo; no hay familia cubana que no haya sufrido sus efectos, dijo Rodríguez Parrilla ante la Asamblea de la ONU. La imposición de condiciones discriminatorias unido a los efectos del bloqueo impide la adquisición de instrumental médico, ejemplificó.

“Lo importante y concreto es el desmontaje del bloqueo. Es necesario juzgar por los hechos”, señaló.

Anuncios