Etiquetas

,

La humanidad sigue su marcha indetenible a pesar de las hambrunas y las guerras. Pero, cabría preguntarse: ¿hacia dónde? Hoy, Día Internacional del Adulto Mayor, nos viene a propósito el tema.

Elie Smilovitz, articulista económico mexicano llama la atención sobre un ángulo interesante de la realidad actual: “Por primera vez, el mundo tendrá más adultos mayores de 65 años que jóvenes menores de 15″.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA por sus siglas en inglés) elaboró el análisis en el cual indica que, mientras en 1950 vivían en el mundo 205 millones de personas mayores de 60 años, en 2012 la cifra es de 810 millones y, para 2050, se espera que supere los dos mil millones.

Cuba no está ajena a esa realidad. Los vastos programas de salud ejecutados en la Isla desde el triunfo de la Revolución han elevado la expectativa de vida hasta más allá de los 77 años como promedio.

Las primeras cifras oficiales del Censo nacional de 2012, ofrecidas en reciente reunión del Consejo de Ministros (Granma, septiembre 24) la población del país asciende a 11 millones 167 mil 325 habitantes, es decir, 10 mil 418 menos que en la pesquisa nacional de 2002.

La información “confirma la tendencia al envejecimiento de la población, rpues se registra que el 18,3 por ciento de ella, tiene 60 años o más, es decir, cerca de dos millones de cubanos se hallan en ese grupo etáreo.

Marino Murillo, vicepresidente del Consejo de Ministros, manifestó que “con el índice de envejecimiento actual y futuro de la población cubana, garantizar el cuidado a los adultos mayores es una de las principales dificultades que enfrenta la familia, lo que provoca la salida del empleo de personas en plenitud laboral, sobre todo de las mujeres”.

En Cuba, a partir del año 1959, se comenzó una seria labor desde el punto de vista social, legislativo y médica, que garantizara la salud y la asistencia social para los adultos mayores y el disfrute de la vejez con óptima calidad de vida.

El Programa Integral de Atención al Adulto Mayor consta de tres aspectos que se enmarcan en las atenciones comunitaria, institucional y hospitalaria, con enfoque multidisciplinario e intersectorial, los cuales persiguen mejorar la salud de la población de 60 años o más a partir del incremento de la vida activa, y los tratamientos preventivos, curativos y rehabilitadores para este grupo etáreo.

Cuba cuenta con un sistema de salud que dispone de 11 mil 486 consultorios del médico de la familia, 450 policlínicas y una red hospitalaria con 161 de estos centros. Parejamente dispone de 156 Hogares de Ancianos y 229 Casas de Abuelos.

Durante la reunión del Consejo de Ministros se dio a conocer el programa para el mejoramiento de esas últimas instituciones, cuya demanda es superior a las disponibilidades del país, en particular, para los ancianos con discapacidad.

Entre los propósitos se dio a conocer el programa de reparación y mantenimiento constructivo, y de recuperación y completamiento del mobiliario, así como de la eliminación de las barreras arquitectónicas, el cual posibilite disponer para 2015 de todas las capacidades con la consiguiente mejoría en los servicios que prestan.

adulto-mayor-cuba-1Para el período 2013-2015 se crearán nuevas capacidades en Casas de Abuelos y Hogares de Ancianos a partir de proyectos caracterizados por su funcionabilidad, durabilidad, racionalidad del espacio, bajos costos de inversión y explotación, así como rápida construcción.

Como novedad, se proyecta estimular el vínculo de las formas de gestión no estatal para la prestación de servicios a las Casas de Abuelos y Hogares de Ancianos.

Si a esos esfuerzos institucionales; al impacto negativo del bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra la Isla, se agrega que los nuevos conceptos gerontológicos abarcan la participación de la familia y la comunidad; los antiguos patrones de institucionalización quedarían para ser usados cuando sea necesario, y que el Estado por sí solo no puede asumir de golpe y porrazo tal incremento.

El proceso del envejecimiento resulta crucial desafío para un país pequeño y subdesarrollado como Cuba.

Hacia esa dirección, dado el acelerado ritmo de crecimiento de la población de 60 años o más, el Estado cubano no escatima esfuerzos para encarar esa realidad y mejorar la calidad de vida de la población, en particular la de la tercera edad.

El Presidente de Cuba, General de Ejército Raúl Castro, al hablar en la reunión del Consejo de Ministros fue radical al coniderar el tema del envejecimiento poblacional como un asunto serio”, y alertó sobre la necesidad de analizarlo en detalle, profundizar en sus causas y buscar soluciones, porque “la atención a los ancianos es una prioridad. (Por Marcos Alfonso, AIN)

Artículos relacionados:

Anuncios