Etiquetas

,

Que levante la mano quien no haya disfrutado de un buen bolero en brazos del ser amado, o encontrado en su letra el reflejo exacto de sus sentimientos. Y es que el bolero es el más romántico de los géneros musicales. A más de un siglo de su creación traemos a internauta valoraciones sobre sus raíces a través del musicólogo y escritor radial cubano Lino Betancourt Molina acucioso investigador de uno de los estilos más gustados del pentagrama de Cuba.

“No cabe duda alguna de que el bolero tiene su origen en Santiago de Cuba, y tampoco cabe duda alguna de que fue compuesto por José Sánchez, Pepe Sánchez al dar a conocer su primer bolero titulado Tristezas en el año 1883, así que este año está cumpliendo 130 años de haberse creado el bolero”.

“Algunos trovadores calificados como alumnos de Pepe Sánchez dieron a conocer algunas composiciones también con el título de boleros siguiendo la pauta trazada por él, en compás de 2 por 4, una línea melódica que se ha mantenido durante unos 50 años, aunque luego varió”, expresó el musicólogo y periodista cubano.

Explicó Lino Betancourt que esos alumnos de Pepe Sánchez, que lo fueron sin recibir clases, sino oyéndolo cantar, viendo sus composiciones y estudiando sus obras, fueron principalmente Sindo Garay, Alberto Villalón, Rosendo Ruíz, Salvador Adams, Emiliano Bles, y otros, todos ellos continuaron la misma línea de composición que inició Pepe Sánchez.

Apelando a su memoria el Premio de Periodismo Radiofónico informó que dos de ese selecto grupo de seguidores de Pepe Sánchez, Sindo Garay y Alberto Villalón fueron los que trajeron el bolero a La Habana.

Hasta ese momento, principios del siglo XX el bolero era totalmente desconocido en La Habana, no se conocía como tal ese género y Sindo Garay con su bolero La Tarde y Retorna, lo dio a conocer en las peñas de la trova cubana.

Por su parte, Alberto Villalón fue el que popularizó el bolero y lo hizo masivo. Y nos contó que en el año 1906 en un teatro de diversiones llamado Tívoli, que existía aledaño al parque de diversiones Palatino, Villalón dio a conocer una revista musical titulada El Triunfo del Bolero, y allí estrenó el bolero El Ocaso, que fue el primero que se conoció masivamente.

El bolero fue reconocido en Colombia, Panamá, República Dominicana, cuba de grandes boleristas, en Brasil que se canta en idioma portugués, y hasta en Estados Unidos donde se canta el bolero en inglés. El bolero tal como lo conocemos ha alcanzado una amplísima difusión fuera de Cuba.

Hoy este género de la cancionística cubana arriba a su cumpleaños 130 con la misma aceptación popular con la que fue escuchado disfrutado y bailado por quienes habitaron este verde archipiélago en la pasada centuria. Ha transitado junto al tiempo y vencido distancias, en ocasiones preservando su esencia original, otras renovado con las tendencias estéticas de cada época.

(Tomado de Radio Cubana/ Fuente: Marlene Gómez / Radio Progreso)

Anuncios