Etiquetas

, ,

Cuba prioriza un futuro al derecho para sus pequeños.Por más de cincuenta años el Gobierno cubano ha priorizado el bienestar de niños y adolescentes a través del cumplimiento de sus derechos. Esto se ha materializado en el desarrollo de un proceso sistemático encaminado al desarrollo de políticas sociales que privilegian la niñez en todas sus etapas.

Atención especial y jurídica para quienes la requieren, un sistema educativo no excluyente, seguridad social garantizada, opciones culturales, deportivas y recreativas, constituyen algunos de los privilegios con los que hoy cuentan los niños y adolescentes del país. Por otra parte, mientras en diversos lugares del mundo miles de infantes mueren cada año a causa de la desnutrición, la falta de atención primaria de salud y enfermedades prevenibles como la hepatitis, sarampión, poliomielitis y la tuberculosis, esta realidad contrasta con la que viven nuestros niños, quienes cuentan con un sistema de salud que los protege.

Programas como el Materno-Infantil, Maternidad y Paternidad conscientes, Educa a tu hijo, los de Atención Integral a la Familia y al Adolescente, y el plan del Médico de la Familia en la Atención Primaria de Salud, muestran resultados significativos en el respaldo a los derechos de los más pequeños.

Representantes del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Cuba, han referido en numerosas ocasiones que nuestra nación representa un ejemplo de sociedad que mantiene la voluntad de proteger a niños y adolescentes. Siendo un modelo en el cumplimiento de la Convención sobre los derechos del niño, con experiencias para mostrar al mundo, en espacios accesibles para todos como educación y salud.

Una de estas experiencias es el proyecto “Por un mundo al derecho”, que desde el año 2000 se desarrolla con la cooperación de la Unicef con el objetivo de promover los derechos de la niñez y la adolescencia.

Ana Ercilia Audivert Coello, coordinadora nacional del programa, comentó que este forma parte del sistema de políticas sociales que ha centrado su atención en fomentar una cultura en torno a los derechos infantiles, a partir de la preparación y compromiso de diversas instituciones que laboran en función de la infancia, como la Federación de Mujeres Cubanas y el Ministerio de Justicia.

En las direcciones provinciales de justicia del país, se encuentran ubicados centros de referencia que permiten ampliar la divulgación de los elementos referidos en la Convención sobre los derechos del niño. En ellos se atienden las demandas de información sobre estos temas y brindan asesoría ante las problemáticas que en este campo se presentan.

Según Audivert Coello, entre las principales preocupaciones se encuentran los temas de comunicación intrafamiliar, el régimen comunicativo de los hijos ante el divorcio de los padres y cómo reclamar la atención alimentaria de los niños; a los cuales se les ha tratado de dar respuesta y amparo desde el punto de vista jurídico.

Otras iniciativas al respecto son los diplomados e investigaciones sobre género y derecho y la convocatoria del concurso “Por un mundo al derecho”, que viabilizan el trabajo de los centros de referencia, fortalecen la preparación de los profesionales y la comunicación de los pequeños con los adultos.

El 20 de noviembre de 1989 se reconoció a nivel internacional la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), siendo Cuba uno de los primeros países en ratificarla. Como un paso más en la implementación de la CDN, se validaron otros protocolos relativos a la venta de niños, la prostitución y pornografía infantil; la participación de los infantes en conflictos armados y el Convenio destinado a la protección del niño. (Annet Martínez Hernández/Granma)

Anuncios