Etiquetas

,

Censo de Población y Viviendas.Desde del día 15 y hasta el 24 del presente mes, toda Cuba estará enfrascada en su cuarto Censo de Población y Viviendas después del triunfo de la Revolución.

Los medios de difusión masiva han reiterado la importancia de esta investigación por lo valiosa que resulta para trazar políticas que coadyuven al desarrollo integral de la nación.

Existen distintas fuentes de información estadísticas que ofrecen datos sobre disímiles aspectos de la cotidianidad y la vida de los seres humanos, pero el censo es la única que permite obtener las cifras de la población y sus características socioeconómicas a nivel nacional y local.

Mediante esa pesquisa se conoce la realidad demográfica del país: el número de habitantes, la estructura poblacional por edades y sexo, sus condiciones de vida, la situación educacional, el estado del empleo y la cantidad y calidad de las viviendas, entre otros elementos.

Para que esa compleja y voluminosa indagación se convierta en “fotografía” de la realidad, es imprescindible la participación consciente del pueblo.

La sinceridad en las respuestas a ofrecer por el jefe del hogar o persona adulta que lo represente ante los enumeradores es muy importante, pues solo así la información que se recoja será veraz porque en ningún momento se solicitará documento alguno.

Tampoco se realizará verificación o inspección a fin de comprobar la veracidad de las declaraciones tanto para las informaciones sobre las viviendas, como para las relativas a las personas.

Quienes sean entrevistados tienen la responsabilidad de facilitar el acceso a la información, la cual debe ser confiable porque de lo contrario se falsearía la realidad y, entonces, las decisiones gubernamentales que se adopten posteriormente no se corresponderían con las necesidades del país.

Los datos precisos contribuirán a lograr la estimación, lo más aproximadamente posible, de la demanda de bienes y servicios, y constituirán información estratégica para determinar la disponibilidad y características de mano de obra en las regiones y localidades cubanas.

También propiciará la realización de programas y proyectos educativos, laborales, ambientales, de salud, de urbanización y otros de beneficio para la población cubana.

El censo es herramienta fundamental para la planificación del desarrollo, por ello hay que contar bien. (Por Israel Hernández Álvarez, AIN)

Anuncios