Etiquetas

,

Planificación familiar.Por Arianna Suárez Torres.

El Día Mundial de la Población es fundamental para reflexionar sobre las condiciones demográficas; los nacimientos, muertes, distribución de la población, sexo, edad, entre otros, son factores importantes para cada país.

Más que el crecimiento de la población, se debe analizar de los nacimientos ocurridos la diferencia entre los deseados y los no deseados, entre los que llegan al mundo con condiciones económicas básicas y los que no presentan ninguna condición.

En la sociedad moderna, la mujer actual ocupa un lugar cimero en la constitución de una nueva generación.

La decisión de albergar a un nuevo miembro a la familia va más allá de traer un niño al mundo, pues aparejado a ello se impone la necesidad de garantizar un ambiente favorable, sobre todo amor y cariño a esta persona que va a requerir mucha atención. Por ello, es importante que este niño llegue a nuestras vidas cuando nos sintamos preparados para asumir tal responsabilidad.

En Cuba se ha priorizado la educación sexual, el conocimiento y acceso a los anticonceptivos y la planificación familiar, por lo que la mujer cubana ha alcanzado conocimientos acerca de su cuerpo, la posibilidad de regular su reproducción y la garantía de acceso a los recursos para conseguirlo.

La amplia gama de métodos de planificación familiar disponibles en la actualidad, permiten a los programas de salud, ofrecer un método apropiado para evitar cada uno de los embarazos de alto riesgo.

El llamado a ser responsables está hecho, solo resta que las parejas estén concientes de que en sus manos está determinar el momento indicado para tener un hijo.

Anuncios