Etiquetas

,

Censo Nacional de Población y Viviendas del 2012.Los preparativos para el Censo Nacional de Población y Viviendas del 2012, previsto del 15 al 24 del venidero mes de septiembre, marchan de acuerdo con el cronograma establecido, tanto en lo referido a la selección del personal involucrado en ese proceso, como en la puesta a punto del soporte tecnológico que garantizará su ejecución.

Al intervenir en la Mesa Redonda Informativa de ayer, el Máster en Ciencias Juan Carlos Alfonso Fraga, director nacional del Censo, explicó que se trata de la investigación estadística fundamental de cualquier país, por tanto, requiere de una cuidadosa preparación previa a fin de ejecutarla con la máxima calidad y lograr el mejor aprovechamiento de los recursos destinados a su realización.

A partir de la complejidad y volumen de los datos a recopilar —que abarcan la distribución territorial de la población, su composición por sexo y edades, nivel educacional, cantidad de personas incorporadas al trabajo, jubilados, número de viviendas, disponibilidad de los distintos servicios y otros importantes indicadores sociodemográficos—, los resultados sirven de base para el diseño o actualización de los programas, planes y políticas a trazar por el Estado.

Según enfatizó el también director del Centro de Estudios de Población y Desarrollo de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), el Censo no otorga ni quita legalidad; para nada tiene que ver con la propiedad de la vivienda o la libreta de abastecimientos, es decir, no se pedirá ningún tipo de documento.

Los datos recogidos estarán basados de manera exclusiva en la declaración de los entrevistados, por eso es imprescindible que las personas respondan con absoluta sinceridad el cuestionario.

Solo con la total cooperación del pueblo se obtendrá una información estadística fidedigna, cuya veracidad será decisiva en la planificación de los recursos y medios a emplear en las diferentes esferas de la vida nacional, subrayó Alfonso.

Trascendió, además, que el momento censal ocurrirá a las doce de la noche del 14 de septiembre. De ahí que todos los datos recopilados en el Censo tendrán como punto de referencia ese instante. Así no serán tomados en cuenta los nacidos, fallecidos u otros cambios que ocurran en las viviendas a visitar después de esa hora.

Cira Piñeiro, viceministra primera de Educación, dijo que en estos momentos ya han sido seleccionadas 224 instituciones del sector, donde tendrá lugar el proceso de capacitación de los enumeradores y supervisores.

Más de 59 mil estudiantes de la enseñanza técnica y profesional (a partir del segundo año en adelante) y de la educación superior, laborarán como enumeradores, mientras alrededor de diez mil profesores tendrán la misión de revisar el trabajo que estos hagan, acotó la funcionaria.

Acerca del respaldo que tendrá el Censo para el procesamiento de la información, el ingeniero Melchor Gil, director del Área de Informatización del Ministerio de Informática y las Comunicaciones, señaló que ya se avanza en la creación de la red destinada a enlazar los centros provinciales con el nodo central de la ONEI, en tanto se prioriza lo relacionado con el aseguramiento técnico al parque de computadoras asignadas a las distintas tareas del proceso.

Hasta el momento, suman 17 los censos hechos en Cuba desde 1774 a la fecha, de los cuales tres fueron llevados a cabo después del triunfo de la Revolución. Ellos tuvieron lugar en 1970, 1981 y en el 2002.

La venidera edición forma parte de la Ronda de Censos del 2010, auspiciada por las Naciones Unidas, que comprende a todos los que se efectúen entre el 2005 y el 2015. Además de Cuba, en este año también realizarán censos Paraguay, Chile, Guatemala y Honduras. (Tomado de Granma)

Anuncios