Etiquetas

,

Día de las Madres en Cuba, celebración especial.Por Arianna Suárez Torres

Cuando se acerca el segundo domingo de mayo, los cubanos comenzamos a buscar alternativas y echamos a volar la imaginación para que el Día de las Madres sea especial para el maravilloso ser que nos dio la vida.

Esa persona que nos cuidó durante los meses de embarazo, nos ha brindado incondicionalmente una mano amiga desde que nos trajo al mundo y aún cuando no éramos capaces de sostenernos por sí mismos, que no ha escatimado esfuerzos para darnos la mejor educación y formemos como hombres y mujeres de bien, merece todo el amor y la ternura del mundo.

¿Y qué decir de las abuelas, las tías y las vecinas que se han comportado como madres? A ellas les deseamos lo mejor y les profesamos cariño infinito.

El deseo de brindarle lo mejor a nuestra madre, hace comprender que nunca tendremos dinero para darle todo cuanto merece; a veces compramos flores, postales, regalos costosos, y sin embargo, para ellas es mucho más importante el respeto que mostramos a los mayores, el amor que seamos capaces de brindarles, el calor de la familia unida y el beso de cada día.

Quienes ya no la tienen a su lado la recuerdan con afecto y se esfuerzan aún más por ser buenos padres y transmitir a sus hijos la voluntad de mantener ese ejemplo.

No debemos esperar a que llegue mayo para hacerle saber cuánto la queremos, sino aprovechar cada oportunidad para que sea especial para ellas y para nosotros por contar con su afecto, aunque es válida la intención de la distinguirla un poquito más en su día.

¡Muchas felicidades a todas las madres del mundo!

Anuncios