Etiquetas

,

Libertad de expresión en Cuba, derecho que se respeta.Por Gelsy Rodríguez Rivero/ Tomado de Radio Guáimaro

Si hay un tema controversial en el mundo entero, y que despierta la polémica entre profesionales de la prensa y no, es la libertad de expresión o libertad de imprenta, esa tan discutida de si realmente es libre o no, y de la cual discutieron los periodistas de Radio Guáimaro en saludo al Día Mundial de la Libre Prensa.

Quizás muchos de los que se desenvuelven fuera de este mundo desconozcan que la libertad de expresión es un derecho fundamental o derecho humano, señalado en el artículo decimonoveno de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. En el mismo se lee: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.”

Ahora viene la interrogante: ¿Y hasta qué punto eso es realmente así? ¿Quién puede decir qué, dónde y cómo? La verdad acerca de la libertad de expresión está muy relacionada con factores socio políticos determinantes en las distintas sociedades, y si nos concentramos en la libertad de prensa entra a jugar sobre todo a qué poder responden los medios de comunicación.

Pero si hay un país asediado, acosado, criticado y tergiversado con respecto a este asunto, ese es Cuba: que si se persiguen a los blogueros, que si las autoridades atacan y reprimen a los periodistas cuando hablan de temas que afectan a la gente, que si los periodistas no pueden decir la verdad por los medios oficiales, que si el pueblo no se entera de las cosas. Mentiras como esas. Por favor!!!! Hasta dónde puede llegar la tergiversación y la mentira!!!

Les voy a dar mi modesta opinión, y fue el sentir del debate entre colegas. Que en nuestro país la prensa responde a los intereses del Estado, es verdad, de un Estado democrático e independiente, pero también es cierto que hoy más que nunca el gobierno está pidiendo a los periodistas mayor preparación, se exigen más trabajos críticos, que nombren deficiencias e incumplimientos con sus responsables, que aprovechen el acceso a Internet – porque sí tenemos conexión – con fines profesionales, pero sobre todo, que se luche precisamente contra la tergiversación y se defienda la verdad. BlogazoporCuba, el Encuentro de los blogueros cubanos en Revolución, fue una muestra de ello.

En Cuba los periodistas podemos decir lo que queremos, lo que sucede es, que como somos buenos profesionales, sabemos cómo hacerlo, y a diferencia de la mayoría de los países, a nosotros nadie nos tortura por lo que divulgamos. Las historias no contadas son la comida de la prensa internacional, basada en la publicidad y el mercado.

Lo que defienden los capitalistas es la libertad de empresa, no de prensa, de verdad me molesta que sobre todo en Internet se le dé tanto boom a estadísticas inciertas, basadas en estas patrañas. Cosas como que Cuba, Venezuela, Honduras y México son considerados países sin prensa libre, mientras Estados Unidos, Costa Rica y Uruguay sí la tienen ¡Qué numeritos tan absurdos!

En Cuba la prensa no se censura, somos nosotros, los periodistas, quienes tenemos que atrevernos a analizar, investigar y contar todo lo que se nos atraviese en el camino, y créanme, no nos van a botar del puesto si hacemos lo correcto. Somos nosotros los que tenemos que ganarnos la confianza y el respeto de nuestro público, hablando de lo que nos duele o nos enorgullece, pero con la suficiente preparación como para no defraudarlo.

Yo confío en que no escogí la carrera equivocada, si mi objetivo sigue siendo defender a mi gente. Los que somos libres para buscar, valorar, reflexionar y publicar somos nosotros, las personas, no la prensa, no nos casemos con un concepto tan trillado, tergiversado y vendido.

Anuncios