Etiquetas

Proyecto internacional beneficia la biodiversidad cubana.Cuba y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) participan en un proyecto dirigido a restituir mangles en Playa Florida, en el sur de la provincia de Camagüey.

El PNUD donó un financiamiento destinado principalmente a eliminar las causas de la muerte de un sector de la vegetación, determinadas por una vía construida antes del triunfo de la Revolución sin las conductoras inferiores, que permitieran el libre tránsito del agua marina.

Ya tienen concluidos dos de los tres conductos, y el último quedará listo -según lo previsto- en el actual año, en el área donde el terraplén atraviesa una zona de manglares, en un trayecto entre el referido sitio y la ciudad de Florida, cabecera del municipio de igual nombre.

El sectorial municipal de Servicios Comunales está a cargo de la ejecución del trasvase.

Finalizada la obra ingeniera, comenzará la repoblación del sector afectado, con residentes de la playa y trabajadores forestales, añadió en sus declaraciones a la AIN el biólogo José Plasencia, quien en el proyecto representa al Centro de Investigaciones del Medio Ambiente de Camagüey.

Plasencia precisó que la tarea fue precedida de investigaciones encaminadas a identificar los daños y definir la solución.

En la importancia de los manglares, figuran elementos como su condición de principal barrera natural contra la penetración del agua salada a la tierra, reservorio de la biodiversidad por desove y hábitat de diferentes especies, incluidas aves marinas, y el uso con fines económicos.

La extensa presencia del manglar en el país abarca -según cálculos- casi el cinco por ciento del territorio nacional, en el cual viven fundamentalmente cuatro variedades, denominadas de forma común rojo, prieto, patabán y yana.

(Por Adolfo Silva Silva/ Tomado de AIN)

Anuncios