Etiquetas

,

Un monumento que debía ser cambiado.

Obelisco erigido en esta céntrica avenida en homenaje a las víctimas de la explosión del Maine.

El Obelisco erigido en esta céntrica avenida en homenaje a las víctimas de la explosión del  Maine, fue una de las construcciones modificadas por los trabajadores de obras públicas de La Habana en el año 1961.

Un día, un gobierno dictatorial y lacayo erigió frente al litoral habanero un monumento al imperialismo con el pretexto de honrar a las víctimas de la explosión del acorazado norteamericano Maine, el 15 de febrero de 1898.

El símbolo del imperialismo, el águila voraz, enseñoreó desde 1926 como cúpula del obelisco, en nombre de los 256 hombres y mujeres fallecidos a consecuencia de los extraños acontecimientos que rodearon la detonación de El Maine, hasta que trabajadores de Obras Públicas de esta capital habanera quitaron tan repugnante figura, vísperas de celebrarse el Día internacional de los Trabajadores, el primero de mayo de 1961.

Originalmente, el águila norteamericana tenía sus alas extendidas en forma vertical, lo cual hizo que un ciclón dañara el monumento. Se colocó luego con las alas horizontales.

Esa construcción comprendía además tres bustos de políticos norteamericanos: William McKinley, a quien correspondió declarar la guerra a España para impedir la victoria cubana; Leonardo Wood, primer interventor en la Isla, y Teodoro Roosevelt, vigésimo sexto presidente de EE.UU.

Después del triunfo revolucionario el primero de enero de 1959, significaba un irrespeto a la soberanía nacional y a los largos y arduos años de lucha del pueblo cubano, la conservación del emblema imperialista como colofón del obelisco construido en honor de los marines norteamericanos fallecidos en la explosión del barco estadounidense Maine.

Fueron precisamente sus muertes el pretexto planificado cruelmente por Estados Unidos en el trágico año 1898, para declarar la guerra a España y poder intervenir en el conflicto Hispano-Cubano en aras de tomar el control de la Isla.

Obelisco erigido en homenaje a las víctimas de la explosión del  Maine, en la actualidad.El 19 de enero de 1961, se suprimió al águila y se eliminaron las estatuas de los políticos estadounidenses, quedándose en su estado actual. Se incorporó la siguiente leyenda:

“A las víctimas de El Maine que fueron sacrificadas por la voracidad imperialista en su afán de apoderarse de la isla de Cuba. Febrero 1898-Febrero 1961.”

(Tomado de internet, video de TeVeo)

En video:

http://teveo.icrt.cu/static/swf/teveo-player.swf

Anuncios