Etiquetas

Puerco asado, tradición de los cubanos para el fin de año.Al llegar el fin de año, es tradición en la mayoría de los hogares cubanos organizar para la cena del 31 de diciembre un “puerco asado” .

Desde bien temprano los encargados de matar al puerco inician su misión con el objetivo de garantizar que a la hora de asarlo ya se haya escurrido como se requiere, y desde ese momento familiares, amigos y vecinos se reúnen en un ambiente de alegría.

Algunas personas prefieren asar el puerco en púa o vara, de esta forma, durante del tiempo de cocción se disfruta de la buena música y de algunos traguitos de ron o cerveza, se imponen además las anéctotas y chistes que comparten los presentes.

La costumbre campestre de asar en púa, fue acercándose a las ciudades y se ha mantenido, de manera tal que familias con patios de tierra preparan con antelación el hueco para el fuego, clavan en los extremos estacas y sobre estas montan la vara que atravesará al puerquito.

La técnica del asado varía en regiones del país pues en Occidente es más usual el asado a la parrilla, en horno o barbacoa.

Para los cubanos el plato principal en la mesa el 31 de diciembre es el puerco, lechón, cerdo, marrano, cochino o macho, denominaciones que varían según las zonas y provincias.

En esas festividades se hace acompañar del congrí, yuca con mojo, tostones o chatinos y ensaladas con variedad de vegetales, donde no pueden faltar la lechuga y el tomate.

En cualquier rincón del país, se despide con alegría el 2011 y la llegada del nuevo año.

Artículo relacionado:

Anuncios