Etiquetas

,

Amplían en Cuba política crediticia.Para la ampliación de la política crediticia en Cuba, los bancos Popular de Ahorro (BPA), de Crédito y Comercio y Metropolitano (este en la capital) inician el otorgamiento de préstamos a personas naturales.

Las nuevas regulaciones se aplicarán en todo el país, de acuerdo con el Decreto-Ley 289, tres resoluciones complementarias del Banco Central de Cuba y una instrucción del Ministerio de Economía y Planificación.

Estas beneficiarán a cuentapropistas y a ciudadanos vinculados a otras formas de gestión no estatal, a personas en función de la producción agropecuaria y quienes por esfuerzo propio realicen la rehabilitación o reparación de viviendas.

Para los interesados en comprar materiales de la construcción y pago de mano de obra, el monto inicial de préstamo asciende a mil pesos cubanos (CUP), en tanto, para los trabajadores por cuenta propia y los autorizados a ejercer otras formas de gestión no estatal la cantidad mínima es de tres mil CUP.

Igualmente, los agricultores pequeños que acrediten legalmente la tenencia de tierra pueden solicitar créditos a partir de la cifra de 500 pesos cubanos.

Con vistas a ese proceso, las entidades bancarias dispusieron alrededor de 500 oficinas en todo el país, de ellas 216 corresponden al BPA, según explicaron directivos a la AIN.

La concesión de créditos se realizará sobre estricto análisis de riesgo bancario, que garantice la devolución del préstamo por medio de la capacidad de pago del beneficiario, factibilidad de la operación que va a realizar, e ingresos lícitos para rembolsar la cuantía recibida.

Con la entrada en vigor de la nueva política los particulares podrán acercarse a las entidades bancarias, no solo con vistas al recibimiento o no del crédito, sino también para contar con asesoría financiera.

En la medida en que las condiciones del país lo permitan, las personas naturales podrán acceder a créditos para adquirir bienes para su propiedad.

El Decreto Ley 289 da cumplimiento a varios de los lineamientos aprobados por el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba, de conceder créditos con el fin de estimular la producción nacional, sustituir importaciones y desarrollar la economía.

Anuncios